¡Recupera tu cabello en 4 pasos! (Sin cortarlo)

¿Aún no decides entre raparte o sentarte a llorar? ¿Cada vez que te duchas tu cabello se siente como ligas? ¿Sientes que solo te luce bien el cabello cuando lo estilizas con calor (plancha, etc)? I feel you sis… Yo ya estuve ahí, y salí avante.

Y es que ¿quién no ama el cabello platinado, lila o muy mermaidiano?. No podemos resistirnos, aunque nos cueste la cabeza literal. 

Yo te garantizo que si sigues estos consejos solo una o dos semanas, será la diferencia entre rescatar tu cabello o tener que raparte como miembro de la milicia.

  1. La primera y muy trillada, EVITA usar calor para estilizar. Y es que en ese momento en el que tenemos el cabello hecho chicle, sentimos que la única manera en la que no se nos ve frizzeado y pajizo es cuando lo planchamos o rizamos, pero antes de hacerlo recuerda, lo único que estamos haciendo es cavar boca abajo, resiste y rescata las trenzas que aprendiste en la escuela primaria.beauty-15932__340
  2. No cepilles tu cabello estando húmedo. Muy sencillo, cuando estiras una liga debilitada, se revienta: lo mismo le pasa a tu cabello cuando está mojado. Espera a que seque por completo  y una vez seco, comienza deshaciendo los nudos de abajo hacia arriba, desenreda primero las puntas y ve subiendo por segmentos.
  3. Nuestro aliado milagroso y económico: Aceite de coco.  En el supermercado o tienda de productos orgánicos de casi cualquier país del mundo, puedes conseguir aceite de coco extra virgen (por menos de $100 mxn o $5 USD), este luce como vaselina cuando hace frio y transparente cuando hace calor, es muy importante que NO esté procesado (si luce siempre líquido y transparente, es probable que lo esté) para que conserve todas sus propiedades.  Cada cuarto día antes de dormir (si te bañas por las mañanas) aplícalo desde medios a puntas y lava por la mañana como de costumbre, desde el primer uso vas a sentir el cabello súper suave y desenredado y con una textura completamente distinta, después de 1 mes de usarlo verás que no hay necesidad de cortarlo más (salvo mantenimiento usual).coconut-oil-on-wooden-spoon-2090575_960_720
  4. Aceite de Argan: Por último y de manera preventiva, aplica aceite de argán cada vez que sientas el cabello reseco o todos los días en las puntas.

Sigue estos sencillos pasos y desde los primeros días notarás una gran diferencia, y en menos de tres semanas brincarás de alegría por haber salvado tu cabello 😀

Dejame tus comentarios y cuéntame cómo te fue con eso.

Pssst pst… ¿Ya estamos conectadas en redes sociales? déjame conocerte.

Anuncios