“Mom to the dark side” la herencia inconsciente de las mamás.

Conozcámonos un poco más: Además de ser mamá (de una hermosa niña y un bello varoncito), tengo la fortuna de aún tener a mi mamá conmigo… Y a mis abuelas  (y hasta hace un par de años, hasta mi bisabuela), mismas que me considero afortunada y feliz de tener a mi lado, sin embargo, estas fechas siempre me ponen a reflexionar sobre cosas en las que a veces no profundizamos.

Y eso que todo el mundo habla del ya bien conocido “amor de madre” y de la dulce bendición que es tenerla viva, y del amor que nos prodigan y que “darían la vida por nosotros”, pero me confieso culpable de ver siempre la manera más humana y menos romántica de los asuntos, porque mi mente loca siempre quiere aterrizar todo a conceptos y desmenuzarlo como si se tratara de una receta, para poder mejorar mi versión en el recetario (como ya dije, en constante evolución).

Las mamás son para las mujeres, nuestro primer contacto con nuestro lado femenino, nuestro primer y más tangible ejemplo de como funcionan las relaciones amorosas, las que forjaron en un inicio nuestra autoestima y las generadoras más inmediatas de nuestros hábitos de belleza, todo eso, con todo lo bueno y malo que implica.

Cuando imparto clases de maquillaje a mujeres que quieren aprender a mejorar su rutina de belleza, siempre sale a relucir la frase “Es que asi lo hacía mí mamá” “Mi mamá lo usaba asi siempre”, ” Ese me lo obsequió mi mamá y por eso lo uso” y esas frases son aplicadas generalmente para justificar todo aquello que está mal hecho, o no nos favorece y seguimos repitiendo por costumbre, por que si, por que las mamás…Por eso éste post tal vez no sea el tradicional de un 10 de mayo (día de las madres en México) pero si es uno muy catártico para algunas.

Yo personalmente me he descubierto incontables veces repitiendo sermones de mi madre, que juré nunca repetir, pronunciando con mi voz algunos complejos físicos que, ahora veo, nisiquiera eran míos, me los enseñó mi madre (que si la celulítis, que si una estría, que si la competencia entre mujeres), acatando vestimentas que no van con mi esencia (porque vestir de manera cómoda para las que tenemos mucha teta o mucha nalga, o piernas voluminosas, es ir por la vida “despechugada” o “con todo de fuera”, asi lleve una falda a la rodilla, pero ese es otro post 😉 ), e inventando males imaginarios para tener de que compadecerme en familia…

Y tú, ¿Cuántas veces has elegido una pareja una pareja identica a la de tu madre? o quizás ¿Has dejado de vestirte como tu quieres por que no es suficientemente pudoroso o elegante para mamá?, todos esos complejos que te impiden disfrutar libremente de tu cuerpo y amarlo en plenitud, ¿Realmente son tuyos, o alguna vez en tu infancia escuchaste a tu mamá quejarse de ellos? ¿Sigues cubriendo tus ojeras con corrector beige o blanco? Muy bien, eso también es probable que te lo hayas aprendido de la mami. ¿Lo habías pensado?

Por eso te invito a que este día de la madre le des un fuerte abrazo, infinitamente agradecida de todos los sacrificios y buenos ejemplos que te ha dado, y agradecezcamos también todo eso que, mal aprendido y mal heredado, hemos aprendido, lo que NO queremos replicar en nuestras vidas.

Y si eres mamá, de corazón te invito a no decir lo gorda que estás en frente de tu hija, o lo puta que es la amante de tu ex marido, o lo “fácil” que luce aquella chica de minifalda, o lo fea que es la nariz de X persona, o lo pequeños que lucen tus ojos por las mañanas, y lo tanto que te encantaría ser 10 cm mas alta, o el miedo de tu amiga por que “la deje” su novio actual y la “cambie por otra”. Porque eso, colega mamá, es lo que tu hija recordará por siempre, y lo recordará en el lugar de las memorias olvidadas, pero poderosas: el subconsciente.

Y tanto si aún tienes a la tuya contigo, o si ya no está en el mundo somático, en honor a ella, conviertete en la mujer feliz y orgullosa de si misma, sin complejos , que ama y se ama de manera libre y sin ataduras de mente, la que sabe que es perfecta tal cual es, pero elige cada día reinventarse y ser mejor, esa mujer que ella en el fondo, tal vez muy en el fondo, querría que fueras… mom-2010524_960_720

 

 

Anuncios