9 Señales claras de que tu “crush” es un patán

Hace un par de días con una amiga muy querida, salió a relucir mi habilidad oculta del “patanómetro”, ese radar mio para identificar, casi de modo automático, a un patán a kms.

Aunque en general podría decirse que he tenido “buena suerte” en el amor y pese a las referencias sobre mi “buen ojo” para los hombres que tanto mencionan mis amigas, mi pasado amoroso dista mucho de haber sido un cuento de hadas. Y es que para aprender me tocó vivir a fondo ambas caras de la moneda.

Viví un par de años perdidamente enamorada de un patán en traje azul, que yo autonombré “el amor de mi vida” -distaba mucho de eso-. Y a la vez fui -otro par de años- una súper patana marca diablo.  El premio de consolación por todo aquello fue la habilidad de identificar a lo de la misma ex-especie.

Aquí 9 señales de que tu amado crush pudiera ser un patán… Si, si dan señales.

  1. Todas sus ex son unas locas malditas. Si todas las mujeres de su pasado son peor que pegarle al niño Dios y terminan siempre desquiciadas, es un claro indicador de que la causa puede ser él.giphy
  2. Se expresa mal de las mujeres. Los 2 patanes más grandes que conocí en mi vida tienen un rasgo en común: Hablaban pestes de las mujeres -excepto tú, claro-. Ej. “Es que todas las viejas están locas”, “todas son unas manipuladoras”, “les encanta el drama”, etc… Adivina qué, algún día tú pasarás a ser “una de esas viejas”.
  3. Son pero no son. love-2381378_960_720No son oficialmente novios, no sale con tus amigos o familia, ni hay necesidad de ponerle un nombre a esa relación, pero te pide exclusividad, es un hombre demandante y llevan meses / años saliendo. ¿Puede eso ser congruente? Tiene todos los beneficios (sexo y atención) sin ninguna responsabilidad (apoyarte, invertir tiempo en ti, compromiso…)
  4. Si el río suena… Si todo el mundo te previene de él, puede que haya más de un motivo o viceversa, él te previene del mundo. Los patanes alfa identifican a los de su especie, y no querrá que caigas con uno así – excepto él-.
  5. 2S9UCLX4CZTodos los planes giran con base en él. Fin de semana juntos, te recoge en tu casa -si es que no te pide que llegues a donde él está- y sin siquiera preguntar si estás de acuerdo, el ya tiene todo un plan elaborado para uds, con horarios y todo (ojo, no confundas con un plan romántico sorpresa).  Meses después, tu vida gira en torno a él, tu lugar de residencia, el horario en que se ven y hasta tu profesión.
  6. Te “halaga” pero te ofende a la vez. Ejemplo: “Te ves muy bien… Comparada a como te ves diario”, “Se te ve increíble ese peinado, lástima que no sea más seguido”.
  7. Se ofende si ocupas tiempo en ti misma. Te reclama y se frustra cuando no inviertes tu tiempo libre en él, cuando vas a tomar un café con tus amigas y se queda solo, cuando te tardas horas de shopping, cuando vas 3 hrs. al salón de belleza. Alguien que te ama le hace feliz tu felicidad y el hecho de que inviertas tiempo en lo que te hace feliz. No te manipula ni te hace sentir culpable por ello. giphy1
  8. Juega a las escondidas. Te busca toda la semana, te manda mensajes de buenos días, buenas noches, se preocupa si ya comiste, como vas en tu trabajo, pero se reúnen y derrepente desaparece por semanas o meses. Comienza el ciclo otra vez.  Es claro que no le interesa nada serio contigo, ni te quiere. Triste pero cierto.
  9. Las atenciones lo son todo. Vivimos en el siglo 21, todas podemos abrirnos la puerta solas, pagar nuestras cuentas, cargar nuestro propio abrigo, llamar primero… Pero cuando nos interesa alguien, hacemos lo posible por hacerlo sentir cómodo y bien atendido. No porque se lo exijas o tenga obligación sobre ti, es porque le nace.  Si no se esmera en lo mínimo por consentirte un poco o ser empático, el mensaje es claro.pexels-photo-326582

Nadie puede decirte si ponerle título a tu relación es absurdo, o si ese nuevo proyecto tuyo es una pérdida de tiempo, si ya ganaste o perdiste demasiado peso, si te ves ridícula con ese vestido de flores… No confundas los consejos contructivos con la hostilidad disfrazada de honestidad.

Anuncios