El amor sin compromiso, no es amor

Por Jaz Mendoza
TW: @jaz_mendoza @thepinkpoint
FB: ThePinkPoint
IG: @jaz_mendoza.p
En los últimos tiempos he visto a quien cambia de pareja varias veces al año pensando que ahora sí están con la persona correcta. ¿Por qué en esta época es tan fácil enamorarse y desenamorarse en un abrir y cerrar de ojos? Por la falta de compromiso, creo yo.
Por supuesto que para encontrar a nuestra otra mitad hay que recorrer un camino de desilusiones, relaciones tormentosas e incluso destructivas, para identificar qué sí queremos en nuestra vida y qué no. El punto es aprender a través de las experiencias, hasta tener claro el tipo de hombre con el que deseamos compartir nuestra vida.

Lo malo es no aprender y entrar en un círculo vicioso de patrones en donde nos relacionamos con el mismo tipo de hombre que es capaz de decir “te amo” pero que está cero comprometido con la relación. Acabo de mencionar la palabra mágica “compromiso”, pues para mí esta es la clave de toda relación fructífera.
A continuación, desgloso las características del hombre que se compromete y el que no, mismas que vienen de boca del género masculino.

Un hombre poco comprometido:

  • Te deja plantada por irse con sus amigos.
  • Planea reuniones contigo y además lleva a sus amigos.
  • Busca en Tinder con quién salir cuando ya tiene una relación.
  • Te frena profesionalmente.
  • No valora tu opinión.
  • Recibe diez llamadas de su madre al día.
  • Te golpea física y emocionalmente.
  • Te manipula.
  • Cambia de trabajo como de calcetines.
  • Te cela.
  • Olvida fechas importantes.
  • Hace planes por su cuenta.
  • Te hace sentir sola.

Un hombre comprometido:

  •  Te convierte en su prioridad.
  • Busca momentos a solas contigo.
  • No te pone el cuerno.
  • Le pone límites a su madre.
  • Te impulsa a ser la mejor versión de ti.
  • Valora tu opinión.
  • Es estable.
  • Es seguro de sí mismo.
  • Es auténtico, no pretende ser quien no es sólo para impresionarte.
  • Hace planes a mediano y largo plazo contigo.
  • Nunca te deja sola, menos en situaciones difíciles.

Pero el compromiso no es exclusivo del hombre, nosotras también debemos poner de nuestra parte.

Si no existe el príncipe azul, ¿por qué creerme princesa?

La mujer es romántica por naturaleza, desde niña se crea la idea de casarse con su príncipe azul como en los cuentos de Disney. En la vida real debemos aprender a ser menos soñadoras e idealistas y reconocer que todas esas cualidades no las encontraremos en un solo hombre, estaríamos hablando de perfección. Si nosotras no somos perfectas, ¿por qué esperar que ellos lo sean?
En lo personal, creo que, si hombre y mujer están comprometidos con su relación, y no me refiero a que estén a un paso del altar, esta será fructífera.

wedding-2375601_960_720
Una pareja comprometida

Cuando ambos están comprometidos el uno con el otro, siempre están dispuestos a llegar a un acuerdo, pues nadie pretende tener la razón ni impone su voluntad. Seamos honestas, a las mujeres nos cuesta mucho ceder.
Cuando un hombre está dispuesto a negociar, aprovechemos, porque quiere decir que está comprometido y que valora nuestra opinión. Por lo tanto, mostremos compromiso y cedamos también.
Una pareja comprometida toma decisiones en conjunto y no involucra a terceros. También se apoya mutuamente, se retroalimenta, festeja sus logros y se fortalece en momentos de crisis.
Comprometernos con nuestra pareja significa no salir corriendo al primer defecto que le veamos, siempre y cuando no resulte ser un hijo de mami, mujeriego, misógino o machista. Es estar abiertas a otras creencias y estar dispuestas a ceder. Es una tarea diaria y nada fácil, por eso digo que “el amor sin compromiso no es amor”.

“El verdadero amor es elegir a una persona y volver a elegirla todos los días” …

Les recomiendo ver en Netflix la película “Memorias de Manhattan”, una maravillosa cinta que narra la historia de una pareja con 40 años de casados, da cátedra del valor del compromiso en una relación.
¡Que tengan un feliz San Valentín! Les sugiero leer el siguiente texto de la edición #YoAmo de #Las8DeLasBloggers en el blog Cris Mendoza, donde Miss Labelle habla del amor en tiempos modernos…


El artículo refleja la opinión de la autora, no necesariamente la del resto de colaboradores del blog .

GuardarGuardar

Anuncios