El significado real de tus objetos en casa: Cómo déjarlos ir y mejorar tu vida.

Éste fin de semana será mi onceava mudanza en 27 años. Mi vida ha sido, en ese sentido, más bien nómada y me encanta. Para mí cada mudanza es una oportunidad de renovarme, y cada cosa que dejo ir, deja fluir mi energía.luggage-1081872_960_720

Muy a menudo escucho amigos que les parece un auténtico sacrilegio “acarrear” las cosas de una casa a otra, o a una nueva ciudad o país. Y si algo he aprendido, después de tanto mudarme, es que ese es el error de movernos por la vida. Pensar que nuestro objetivo, entre algunos otros, es ir por la vida acumulando cosas, y a más edad, más posesiones, por lo tanto llega una edad a la que ya es realmente conflictiva la simple idea de cambiar. No sólo de casa, sino de ideas, de vida, de energía, de todo…

Si en el lugar actual donde vives “te falta espacio” para tus cosas, aún guardas tus muñecas de la infancia, tus cartas de la secundaria, el globo que te regaló el ex novio, bolsos de mano que hace más de 1 año que no usas, tus tacones que hace 5 años te prohibió el médico o la ropita de tus hijos cuando eran bebés, considera que todas esas “bonitas” cosas y recuerdos, pueden estar estancando tu energía actual. Suena exagerado, pero no lo es, incluso hay innumerables libros al respecto.

Generalmente tenemos muchas más cosas de las que necesitamos, y no sabes qué diferencia puede hacer a tu calidad de vida vivir en un espacio menos saturado.  Al menos en mi experiencia así lo fue. Hace unos años que conocí en método Kon Mari, entre muchos otros,  fueron mi primer paso hacia el despeje de mi salud mental.

Lo que realmente importa

“Las cosas más importantes de la vida, NO son cosas”

¿En lo que inviertes tu energía es en lo que más importa? ¿En qué momento aprendimos ciegamente que cargar el peso de ver 300 tuppers en la cocina es algo positivo? ¿Por qué 700 películas de tu “colección” significan algo más que la acumulación evidente?  ¿Y por que habría de darte más beneficio del que te da ver tu casa (por tanto tu energía) despejada / limpia?

Tenemos tantas cosas que somos incapaces de apreciar lo que tenemos. Calidad sobre cantidad. Recupera tu tiempo, tu energía y tu espacio. El ruido visual es dañino. Si no

dejas espacio disponible en ti vida, no va a llegar lo que es coherente con quien eres hoy. No hace 3 años… hoy.

gallery-2948052_960_720

Confundir previsión con miedo

Guardar algo “por si se ofrece” o porque “uno nunca sabe cuando lo va a necesitar” es la más fuerte declaración de escasez en tu vida. No es ser previsor.

Nada va a obstruir más tu prosperidad, que declararle al universo que le tienes miedo al futuro. Es manifestar la desconfianza que le tienes a la vida, de que te pueda dar los medios para obtener lo que pudieras necesitar en un momento dado. No es previsión, es miedo. Previsión sería trabajar para obtener esos recursos, no acumular cosas por si acaso.

Por ejemplo: Ese pantalón que hace años no te queda. Lo guardas para cuando te quede de nuevo, pero lo más probable es que pasen otros tantos meses -años sin que lo ocupes, y para cuando eso pase, tal vez esté totalmente pasado de moda. Lo que si ocupa esa prenda, es espacio en tu vida, por lo tanto ocupa parte de tu energía al hacer ruido visual.

¿Te imaginas que declaración de abundancia sería donarselo a alguien que le quede y lo necesite HOY? Estarías simplemente dejando que la abundancia y la energía fluyan en tu vida. Es decirle al universo: No importa. El día que vuelva a quedarme esa talla, tendré los recursos económicos para hacerme de otro pantalón, nuevo, moderno y congruente con mi estilo de hoy.

dresses-53319_960_720Lo mismo ocurre con tener un closet lleno de “nada que ponerme” = Acumulación, o un mueble de cocina hasta el tope, o el librero lleno de libros que ya leíste y probablemente no vuelvas a hacerlo en años. Lo mismo con los 200 pares de zapatos de los que solo usas 4, el resto “por si acaso”.

Confundir objetos con amor o recuerdos

Ese suéter que tu abuela -que falleció hace 3 años- te regaló y nunca lo vas a usar porque no va con tu estilo y con quien eres hoy, pero sientes feo donarlo a quien sí lo necesite, quiere decir que estás apegandote a un objeto, confundiéndolo con amor.

Cuando te deshaces de un regalo o souvenir, porque no va contigo o no tiene un uso real, estás deshaciendote SOLAMENTE del objeto, no de la persona que te lo dió, ni del recuerdo o el amor que le tienes.

El objeto puede irse, pero tu recuerdo no. Ese prospéra en tu corazón.  No necesitas vivir entre triques para tener presente a tus seres queridos y tus buenos recuerdos. ¿O sí?old-letters-1082299_960_720

Los beneficios de dejarlos ir…

¿Cómo sería tu armario si cada vez que llevas una prenda nueva a casa, que realmente te gusta y va contigo, tuvieras suficiente espacio para colocarla y poderla ver sin ese montón de ropa que no usas y solo estorba?. Esas prendas de invierno que ya no te quedan ¿Le servirían a alguien que hoy día está pasando frio en la calle o un orfanato? ¿Ese labial que te regalaron y no te va bien, será que le sirve a tu amiga? ¿Esa batería de cocina, regalo de tu boda, ¿Te sirve más a tí que a tu hermana que cocina diario?hand-1549224_960_720

Una de mis mayores satisfacciones de vida es dejar ir y donar cosas, sabiendo que algo que estaba ocupando espacio en mi vida y mi hogar, ahora puede beneficiar a alguien que realmente lo usa o lo necesita. Para mi es dejar ir lo bueno para que venga lo mejor. Hacer espacio para que llegue lo renovador, tanto energía como objetos…

Imagina cómo te gustaría que te hiciera sentir tu casa, selecciona que se va y que se queda (si tienes duda, pregúntate si eso lo volverías a comprar). Saca todo por completo y elige tus favoritos, lo que realmente usas en tu vida. Lo que es congruente con tu estilo actual, con quien eres hoy, con como quieres que luzca tu casa hoy. Dale ese toque decorativo y armónico y disfruta vivir bien en tu presente.living-room-2732939_960_720

Ese es mi objetivo en ésta mudanza.

 

 

 

 

 

Anuncios