Todo sobre la copa menstrual – y por qué la amo-

Aunque para la mayoria de nosotras nuestro periodo es algo incómodo, algo es seguro: todas queremos tener que preocuparnos lo menos y vivir nuestra vida lo más “normal” posible en esos días -que suficiente tenemos con lo cólicos y las hormonas-.

Hace algunos años comencé a usar la copa menstrual y mi experiencia cambió por completo, no volví a privarme de viajes o actividades, no volví a despertarme a media noche, y no volví a tener una fuga jamás, y me encantaría compartir mi experiencia contigo y elijas la opción que más se ajuste a tu estilo de vida.

a0e8d46f469c0e45f9dc4922e8582d22

¿Qué es la copa mentrual?

Resulta que la copa menstrual es una copita de unos 5 cm de largo (depende la talla), hecha de silicón quirúrgico o elastómero medicinal – depende la marca- ambos materiales son cero invasivos con el cuerpo, esto hace que puedas reutilizarlas durante años. Viene en una variedad de colores y tamaños (las tallas dependen de cada marca) y tambien traen terminaciones distintas, pero la anatomía principal de la copa es basicamente la misma.

¿Cómo se coloca la copa menstrual?

La copita se inserta al inicio de la vagina (como un tampón), primero se dobla a la mitad, como en forma de U (como si fuera un taco), que quede enrolladita, y se inserta a manera que cuando queda dentro de la vagina se “desdobla” a su forma redondilla y asi comienza a recolectar el flujo.

¿Cada cuánto se limpia/vacía?

Se sugiere vaciarla cada 12 hrs o menos, depende de tu flujo y actividades, yo francamente la coloco durante la ducha en la mañana y la cambio por las noches al llegar a casa, y nunca he tenido ningún tipo de accidente.

¿Es molesta?

Una vez que aprendes a colocar la copa correctamente (a mi me llevó dos días agarrarle el modo), no se siente nada, no es molesta, no la sientes, prácticamente y sin temor a equivocarme es la alternativa más cómoda que he experimentado.

¿Cómo se limpia?

Cada vez que la vacíes (quedamos que máximo cada 12 hrs), se lava con jabón neutro y agua y la vuelves a colocar y cuando tu periodo finaliza, hay vasitos esterilizadores y toda clase de aditamentos para desinfectar y esterilizar y que quede como nueva.

He visto en redes sociales que muchas mujeres tiene el prejuicio de que es “asqueroso” sin haberla usado, y una vez que la comienzas a usar te das cuenta que lo que vuelve al periodo algo desagradable es el contacto del flujo con los químicos y materiales de las toallas y tampones, que es lo que genera los malos olores, el flujo en si, no genera un olor que sea significativamente molesto, y al usar la copa comenzarás a verlo como lo que es, algo natural, y no como algo desagradable- libre de malos olores.

Es súper higiénico de extraer,porque al jalar la copita del “mango” que trae para extraerlo, todo el flujo queda ahí, nada queda en tus manos, ni se derrama en ningún lado, simplemente la vacías y la lavas y queda como si nada -saquemos de la cabeza esa imagen como si se tratara de una pelo de Tarantino-.

Ventajas de usar la copa menstrual:

  • La limpieza resulta ser más higiénica, en contraste de las toallas (que para mi es lo más antihigienico de este mundo, el traer horas una toalla puesta) y los tampones , y al no tener el flujo contacto con las bacterias del aire o del material con que se hacen toallas y tampones, el olor del flujo es mínimo. ¡Se vacía, se lava y listo!
  • El material del que están hechas es muy amigable con el cuerpo, -o al menos más que el de los tampones (asociados con el síndrome de shock tóxico) y toallas- por lo tanto eres menos propensa a infecciones, ya que no estás almacenando bacterias durante horas.
  • Son reusables ¡por al menos 10 años! Además de ahorrar miles de pesos cada vez que nos baja, ahorramos cientos de años que tarda la tierra en degradar el plástico de cada tampón, por ejemplo.
  • Resisten más tiempo colocados, sin ningún accidente. En lo personal, en esas 12 hrs que me dura la copa puesta, gastaba de 3-4 tampones (eso las viajeras lo agradecemos mucho jeje).
  • Discreta y fácil de transportar, olvidate del ruidito del plastico de las bolsitas, lo guardas en su estuche muy mono y listo, andas prevenida a todos lados.
  • Vienen en diversas tallas, asi que las puede usar desde una niña de 11 años hasta una mujer adulta de 45, sin problema alguno.
  • Te reconcilias con tu cuerpo y aprendes a conocerlo mejor, dejas de satanizar algo tan natural como los fluidos de tu propio cuerpo.
  • ¿Necesitas más?…

 

Desventajas de usar la copa menstrual

  • Te llevará un par de días familiarizarte a colocarla correctamente, mientras eso pase, puede que quieras colocar también una toalla por si acaso, una vez que te la sepas colocar, olvidate de eso.
  • De inicio tienes que invertir de $400 a $700 depende la  copa que vayas a comprar, comparado a los ¿$50? que te cuesta una toalla o tampones -perdonenme, no tengo ni idea de cuanto cuestan ya-.
  • Si no conoces tu cuerpo o tienes prejuicios, puede que te cause incomodidad el tener que colocarla o retirarla, y el tener que lavar una vez vacía.

 

Hay infinidad de copas en el mercado, y como eso, también variedad de tallas y colores, diseños, etc, en internet pueden checar distribuidoras y ellas las asesoran con respecto a la talla. En México las más conocidas son Meluna, Angelcup y M cup.

Cuéntame tus dudas y tu experiencia con la copa y no olvides seguirme en redes sociales, para conocernos mejor 🙂

 

Anuncios